1.5.3 COSTEO DIRECTO

El costo de fabricación está integrado por todas las erogaciones necesarias para la obtención de un bien o de un servicio. Así concebido el costo de fabricación, se establece una clara diferenciación entre los costos necesarios para desarrollar el proceso productivo (material directo, trabajo directo, gastos de fabricación) y los costos en que se incurre una vez que los productos ya están fabricados (gastos de ventas y de administración). Estos últimos, como se sabe, no forman parte del costo de los bienes producidos, sino que se consideran gastos del ejercicio y, como tales, se llevan directamente al estado de resultados. Este criterio para definir el costo de fabricación se conoce con el nombre de "costeo tradicional" o "costeo por absorción".


El "costeo directo", conocido también con las denominaciones de "costeo variable" o "costeo marginal" postula un enfoque diferente para definir el costo de fabricación. Efectivamente, el costeo directo se fundamenta en la existencia de dos tipos de costos relacionados con el proceso productivo: costos relacionados directamente con el nivel de producción y costos relacionados con la estructura que la empresa debe mantener, independientemente del nivel de la producción, para desarrollar el proceso de fabricación. Los primeros están integrados por el material directo, el trabajo directo y los gastos de fabricación variables, de modo que sólo se incurre en ellos si existen unidades unidades fabricadas; los segundos están constituidos por los gastos de fabricación fijos o constantes, es decir, por aquellos en los cuales se incurre por el solo hecho de "estar en el negocio".


Hecha la distinción anterior, el enfoque del costeo directo consiste en considerar sólo los conceptos variables como integrantes del costo de fabricación, mientras que los costos fijos o constantes deben imputarse como gastos del ejercicio en que ellos ocurran y no al costo de los bienes producidos.
COSTEO DIRECTO

La técnica del costo directo consiste en incorporar al costo unitario de un producto, únicamente los costos directos en los que se incurrió tanto en la producción como en la venta y/o servicio, y cuya finalidad es la de proporcionar elementos a la dirección de la empresa, para coadyuvar a la planeación de utilidades, orientación de la política de precios de venta y el control de las operaciones de la misma.


CARACTERISTICAS DEL COSTEO DIRECTO:

* Los costos de la empresa: producción, distribución, administración y financieros, se clasifican en dos grupos principales: fijos y variables. Existiendo costos intermedios osea los semivariables cuyas fluctuaciones, en relación al volumen, son bruscas y no proporcionales a estos, asimilándose a los primeros o a los segundos, a través de diversas técnicas.

* Se incorporan al producto, unitariamente considerado, solo los costos variables de producción o sea la materia prima directa, mano de obra directa y cargos indirectos variables de fabricación. Por consecuencia quedan fuera del costo unitario los cargos indirectos de fabricación.

* La valuación de inventarios de la producción en proceso y terminada, así como el costo de los vendido, se hace con base al costo unitario directo de la fabricación.

* En lo que respecta a los costos directos de venta y eventualmente los financieros, no se incorporan al costo unitario para fines de valuación; sin embargo, se consideran en forma específica dentro de la política de planeación de utilidades, de precios de venta y de control, incorporándose en el estado de resultados enseguida del costo de producción con el fin de determinar la verdadera aportación de los artículos para absorber los costos fijos existentes.

* Los costos fijos tanto de producción, distribución, administración y financieros, se cargan directamente a los resultados del periodo en que se originan.